jueves, 17 de marzo de 2016

29/02/2016

Hay días en los que simplemente no quiero levantarme de la cama, estoy con los ánimos por los suelos y para variar hoy fue un día de esos, no quería verte, no quería tocarte ni que me tocaras solo quería que desaparecieras de mi vista o desaparecer de la tuya.

Y aunque intento no sé cómo controlar esto que siento, solo sé que ya quiero estar sola y al mismo tiempo le temo a la soledad, a veces siento que tu amor me hace daño o seré yo quien hace el daño.

Como quisiera que mi memoria fuera como la de los teléfonos que solo la formateas y todo se borra, queda en blanco y puedes empezar de nuevo pero no es así, día a día recuerdo cada alegría y a la vez cada lagrima que he llorado por cosas que realmente no valían la pena, pero en su momento me hicieron sentir ese odio esa desesperación de gritar lo que sentía para que no me siguiera doliendo tanto…

Hace tanto tiempo que te fuiste… que mi corazón te despidió después de tantas lagrimas lloradas, quedarme sin ti es haber perdido nada.

Nunca te fui suficiente lo que te di, quise hacer el último intento pero nunca quisiste verlo, ahora que estoy sin ti quieres decirme que aún me amas, encontré muchas razones para dejarte perdí un millón de lágrimas intentando olvidarte y ahora todo ha quedado en el pasado estoy mejor sin ti….


Vanessa Padilla Núñez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recopilando un poco de la locura