lunes, 23 de junio de 2014

Los recuerdos tienen fecha, pero sobre todo presencia.

Muchos pensamos en los amores que pasan y en los que dejan huella, los que amas y por lo que te desvives. Aquellos amores que en muchos aspectos dejan en tu memoria una huella difícil de olvidar, difícil de arrancar.

Pero también hay memoria custodiada por nuestro subconsciente que pocas veces revelamos, nuestra  memoria de cada uno solo a veces deja a salir un pequeño detalle de aquel recuerdo en un escrito o en una pintura, donde en medio de una palabra o pincelada toma posesión la atención de una vivencia.

En un lienzo cada matiz gris que es cubierto por un rojo diverso al que conocemos pone ahí, un espectro de la salida de un sentimiento que deseamos volver a vivir, mientras nuestro consciente soluciona la perdida de las emociones ahí gastadas, ahí aprendidas y también sufridas.

La locura por escribir cada vez que sacábamos un papel mientras tomábamos un buen trago de alcohol, en realidad era por controlar las pinceladas teñidas de rojo que habíamos vivido y no pensar en todo aquello que no volvía y había sido un difícil golpe al interior de cada uno de los escritores del blog.

Es cierto, pensábamos  en los amores y lo maravillosos momentos que la perfección de ciertas personas nos brindaban en algún momento. Pero ¿qué decir de los recuerdos que nos hacían regresar hacía las cosas que no habíamos de controlar? aquellas de las que habríamos de llorar y de las que habríamos de enloquecer por entender.

Esos recuerdos eran los retos que tratábamos de ocultar, que tratábamos de controlar y de lo que en realidad queríamos aprender, pues después de todo ellos sabía que nosotros no pensábamos en negar la locura, aunque el camino de negar la misma para nosotros era el más grande reto al aceptarla y retarla en cada palabra escrita.

En nuestro mundo, no había juego ni guerras, ni bien ni mal, tan solo los sobrevivientes trataban de mirar a un rival por su interior que se apoderaba en nuestro subconsciente en cada locura pensada y expresada.

Sin embargo este equipo del blog aún mantiene y pertenece a un más allá de toda locura o razón, lo logrado en cada publicación al ir al más allá de lo vivido en una justa de su interior por causar en cada historia aquellos tintes no solo del amor vivido, sino también del ruido sufrido, es porque se restablece en la locura del blog, los más sublimes esquemas de una vida que inclusive los más locos de nuestro escritores aún no entienden al ver esos trazos rojos que plasman en cada lienzo que llegan a pintar.



Para los que aún sobrevivimos por aqui. Atte. Lopezkin

martes, 17 de junio de 2014

Otra Vez

“¡Otra vez, Pinches llaves! ¿Dónde las deje?”

A mí me gusta ver películas de terror en la noche ahí cuando la ven mis hermanos y veo que mis sobrinas se hacen las dormidas para no ver la película, yo si puedo dormir no me da miedo después de verlas, no le tengo miedo al monstruo que dicen que está debajo de la cama, ni tampoco me asustan esas muñecas con apariencia macabra que tienen mis sobrinas en la sala y eso que están súper feas, que bonito es vivir acá, la familia cada día va creciendo, ya dos sobrinas ¿Quién lo diría? Mis hermanos ya salieron de la Uni, mis papás me recuerdan a diario, qué más puedo pedir.

Me gusta hacerle bromas a mi familia, a mis hermanos les escondo las llaves de los carros, a mis sobrinas les escondo los juguetes, a mis papás les hago favores cuando me los piden, de vez en cuando me gusta pasar rápido cuando están viendo el televisor o cuando están viendo el celular, me gusta mover los trastes cuando no me recuerdan, igual un día espante a mi hermano recuerdo bien que traía en jaque a mis papás con su mal comportamiento, ja solo fue un jaloncito de pies, a mi otro hermano igual un día lo acompañe ja me divertí bastante al hacerle groserías a los de los otros carros y al ver el policía de tránsito cuando lo paro que no pudo encontrarme jajaja, pero bueno, ahora todos están centrados en el mundial.

Pero es bueno sentirse querido, aunque físicamente no estoy con ellos se nota que aun me quieren, quisiera jugar con mis sobrinas, quisiera tomarme una cerveza con mis hermanos mientras ven el partido de la selección, quisiera abrazar a papá y a mamá, pero bueno seguiré apareciendo en los sueños y en los recuerdos de ellos.


Espero no se sientas agredidos familiares y amigos, este post lo hice con especial cariño para una persona que desde hace ya varios años no se encuentra entre nosotros, y con motivo del aniversario del blog quise dedicarle una entrada algo que no había hecho en este blog, tuve al fortuna de encontrármelo en un sueño y prometí hacerle una entrada, quizás puse palabras que no eran de él y también puse acciones que quizás tampoco eran de él, pero en el sueño esa era la redacción, un abrazo muy fuerte y no dejen de querer a sus seres queridos, no se olviden que por más que ya no se encuentren con uno, hay que recordarlos por las cosas buenas y malas. 


jueves, 5 de junio de 2014

Un anillo

“siempre serás la que yo soñé”


¿Qué es un anillo?


Un anillo para muchos podría significar compromiso, pero en mi caso significa algo mas, significan recuerdos, besos, abrazos, sonrisas y un Te quiero sincero…

Aun recuerdo cuando lo lucia en mi cadena, cuando me sentía orgulloso que me preguntaban por él, cuando me decían que me veía muy feliz portándolo, cuando era motivo de burla y solo me enrojecía un poco, mi sonrisa que siempre ha sido dura en esos momentos era como una liga, es raro recordar que hace un tiempo cuando quise regresarlo no pude encontrar a la mina, hice viajes de varios días con el mismo destino y obteniendo la misma respuesta un vacio que solo se podía comparar con lo jodido que me sentía.
Estoy de acuerdo con lo que me dicen muchas personas que a final de cuentas yo tuve la culpa, que yo hui de esa persona, como quisiera decirle que esa no era mi intención, por más que quería no pude quedarme más tiempo,  se que hice mal en no volver enseguida de que me fui, pero bueno ya fue, igual si aun lees mis escritos te vas a dar cuenta que se cumplió lo que dijo la señora que vendía flores en el centro de aquel municipio “los chilangos no dejan nada bueno”…

Pero también ese anillo para mí significa, la última derrota que tuve por andar huyendo…  


No sé si a ustedes les pase, pero por ejemplo hay personas que cuando ven una película se sienten tan identificados con uno de los personajes que salen como imitándolo, digamos que a mí me pasa algo similar pero no cuando veo una película, ayer tuve la oportunidad de ir al Museo del Objeto (MODO) donde ahorita está la exposición de “museo de las relaciones rotas”, es raro porque al salir del lugar recordé algunos fracasos y un par de huidas, si tienen oportunidad de ir les recomiendo que vayan cuando este en su ciudad o si están en la Cd de México concluye el 8 de Junio/2014, quizás logren ver que no son tan ruin como pensaban.

"... quería hablar contigo para decirte gracias, neta muchas gracias por brindarme tu confianza, aunque no lo creas me hiciste crecer mucho, me hiciste creer en mi, y creer en los demás, gracias por darme ese empujoncito para hacer cosas que jamas había hecho como te lo había expresado antes, y bue espero haya contribuido en algo de tu vida, quiero decirte que te quiero muchísimo y si algún día quieres mentarme la madre o solo saludarme..."