jueves, 29 de mayo de 2014

Sigo siendo el mismo

“Caminando por la vida, solo pido nunca dejar de hacerlo, quiero seguir conociendo, quiero seguir caminando.”


Sigo igual de despistado, sigo caminando por el filo de la banqueta cuando tiene el color amarillo pintado, sigo sin pisar las líneas en los cuadros en el piso cuando no tengo nada que hacer, sigo pensando y escribiendo, pensando de pie y escribiendo en el piso, sigo escuchando trova y ska, sigo jugando al futbol al igual sigo viviendo de la misma forma, solo he cambiado un poco, ya mi vestir es un poco diferente, prefiero el whisky sobre la cerveza, prefiero los cigarrillos rojos a los de sabores, me gusta más escribir en un cuaderno que en una computadora, me gusta ver la sonrisa de los demás y contagiarme de ella, me gusta ver a la gente a los ojos y no tanto a su boca, he cambiado poco en este andar de los años, ahora tengo barba, lentes, camisa, corbata, suéter, ¡que jodido soy!, me recordaste que vestía un poco más informal, mi outfit era unos jeans con unos Vans o DC una playera con mensajes en contra del gobierno y mis inseparables sudaderas de pordiosero, pero creo sigo siendo el mismo, si acaso ahora un poco más social y tolerante. ¿Cuándo fue esa transición? Cuando deje de soñar en ser un tipo que luchaba por la igualdad social y me convertí en un jodido capitalista que ahora sueña con tener un buen auto, una buena casa, un buen equipo de audio, unas zapatillas de soccer de marca, mis hackies las he cambiado por algún balón Adidas, ahora ya no mendigo, ahora ya viajo.


No he cambiado de amigos si acaso se ha hecho más grande mi circulo de amistad, no he cambiado de forma de pensar, si acaso he adoptado malas modas, no sé cuándo deje de escribir de mi para empezar a escribir sobre alguna mina, no sé cuándo me empezó a preocupar más el comer varias veces al día y no jugar futbol todo el día, mi credencial de estudiante se cambió por una cedula profesional, mis conversaciones han cambiado un poco, ahora ya hablo de lo que hablan los demás, ya acudo a bares y a uno que otro antro, mi soledad ha cambiado, ya no me acompañan siempre mis cigarrillos ahora me acompaña una Scheaffer y un cuaderno de Cielito Café, te alegraste por el libro que leía en esa ocasión “ Los hijos de Sánchez” me dijiste “-Hasta que por fin dejaste a García Márquez “, pero bueno quizás siga siendo el mismo solo que ahora con una máscara un poco más social, pero bueno, pronto escribiré sobre ti, sobre estos 6 años que no nos vimos (que no eran 8 como decías), pronto escribiré aquella historia que duro un par de horas en el centro de la Ciudad de México y que quizás tendrán que pasar otros 6 años para volver a vernos.



Te diste cuenta sigo sin aprenderme los nombres de las personas, sigo dando besos con sal, sigo viviendo en el pasado solamente recordando, sigo enamorándome de minas en secreto, sigo comiendo carne y sigo siendo aficionado al Necaxa, sigo con mis comentarios sin sentido, sigo soñando con dragones que me sonríen, me sigo resistiendo a viajar en avión, sigo comiendo en la calle y sobre todo sigo siendo el mismo, aquel que viaja en el Metro y se queja de todo lo que pasa en tiempo y forma…



jueves, 22 de mayo de 2014

Capricho

"soy y siempre he sido el que huye,
el que teme a los espejos y a las fotografías,
el que duerme solo y hace llamadas a deshoras.
soy yo el que no responde."



 ¿Alguna vez no han podido dormir por estar pensando en otra persona, pero no por amor si no por simple capricho?



Por fin he borrado sus fotos, por fin borre sus mensajes, incluso borre su número de contacto ¿Por qué lo hice? Por puro pinche capricho, llevo varias noches esperando una respuesta que nunca ha llegado, si me preguntas ¿Por qué la sigo recordando? te responderé que es por puro capricho, recuerdo por ejemplo sus mensajes de aliento cuando los necesitaba, sus esporádicos saludos por la noche, sus caritas en la mensajería instantánea, también recuerdo sus excusas cuando le hacia un comentario a forma de regaño, bueno ahora solo quedan en mi recuerdo ya que no los volveré a leer, no es tan malo como parece porque se me los diálogos de memoria pero yo se que pronto se me olvidarán, no entiendo él porque me empeño en saber ¿Cómo esta? ¿si ha comido? ¿Si fue de Uni? Saber al menos si aun me extraña aunque fuese un poquito, quizás ya no, o puede ser que si me recuerde de vez en cuando, pero yo se que solo me interesa saber por puro capricho.


Creo es la primera vez que lo externo de este modo, también es la primera vez que he borrado fotos, la primera vez que he borrado mensajes, que he borrado el número de una persona, la primera vez que borro los rastros del pasado, pero bueno así soy de berrinchudo, lo único que no he borrado es aquellos escritos que un día le prometí, aquellas promesas que nunca le cumplí, pero lo único que no he borrado ha sido su recuerdo, yo se que la recordaré cada que pase por todos los lugares donde estuvimos juntos, cada que pase por aquella nevería donde compartimos algo más que un helado, cada que el tráfico vehicular este muy denso y solo este con mi soledad cantando en voz baja, la recordaré cada que intente poner mi mano sobre su muslo, en cada semáforo que la busqué para que me regalé un beso, en esos momentos volveré a recordarla sobre todo cuando mi mano se topé con el asiento del copiloto y después me vea reflejado en el cristal del copiloto quizás ahí comprenderé que ya no me acompaña, prometeré recordarla cada que alguien haga un comentario chusco en un restaurante, cada que alguien le den pena los comentarios de otra persona, mi manera de recordarla será esbozando una pequeña sonrisa, intentare que no se marque mucho la sonrisa por si alguien me pide explicaciones de esa sonrisa evitar dar excusas tontas.


Si se llegan a preguntar el ¿Por qué? Sigo escribiendo sobre ella, solo les diré que es por puro pinche Capricho.


capricho.
(Del it. capriccio).

1. m. Determinación que se toma arbitrariamente, inspirada por un antojo, por humor o por deleite en lo extravagante y original.




martes, 20 de mayo de 2014

Tu sonrisa

Si quieres encontrarte esta tarde
búscate en las siguientes lineas,
si quieres sentirte querida,
búscate en las siguientes lineas,
si quieres ya no recordarme,
deja de leer las siguientes lineas... 
Hoy te soñé, es raro ya tenía varios días que no lo hacía, estabas ahí tan radiante y hermosa con tu sonrisa un poco tímida, estabas parada en el mismo lugar donde nos vimos por última vez, parecía como que me veías pero no sentía tu mirada, quizás estabas viendo hacia el horizonte y yo solamente te estorbaba, te iba a decir que pare un penal, te iba a decir que me voy a quedar una temporada más acá que ya conseguí un empleo, pero no lo logre, no logre decirte nada, intente ofrecerte un cigarro pero solo decías que no fumabas de los rojos, intente saludarte pero dijiste que no saludabas a los recuerdos, tu seguías viendo al horizonte y yo me buscaba en tu mirada pero no me encontraba, sabes cuánto me molesta que no me vean cuando hablo, quizás por eso te esmerabas en no ponerme un poco de atención, me fume 4 cigarrillos mientras te observaba, no hacías nada solo sonreías de una manera tímida, cuando acabe con mi último cigarro solo dijiste "¿Qué se siente?" Y te fuiste, yo me quede ahí parado esperando a que volvieras, con un kinder delice en mi bolsillo y unos abrazos guardados entre mis brazos, recuerdo que te espere una eternidad quizás fue hasta que me desperté y me di cuenta que no volviste.


No pido volverte a ver para convencerte de que estés conmigo, solo quiero volverte a ver para recordar lo feliz que me hiciste en ese corto tiempo, no entiendo aun porque sigo escribiendo hacia ti, espero un día volverte a ver, aunque sea por casualidad entre el tumulto de gente en esta gran ciudad, que me veas y me regales una sonrisa para saludarnos, ir por un café, encender un cigarro, tomarnos otra foto juntos aunque no seamos fotogenicos o solamente quedarnos quietos como jugando a las estatuas de marfil, no importando que después alguno de los dos tenga que irse, quiero tener otro recuerdo tuyo, quiero volverte abrazar aunque yo se que te tengo que soltar, me gustaría enseñarte mi ciudad, me gustaría volver a estar contigo en el trafico no importando que sea una eternidad, pero no, yo sé que no te encuentras en esta ciudad y aunque lo estuvieras yo se que eso no pasaría, tu no quieres perder ya tu tiempo y yo necesito hablar con mi pasado. 

Lo único que pido es saber de quien de estoy escribiendo, a pesar de que la sonrisa se me hizo muy familiar, no recuerdo de quien es, quisiera volver a ver esa sonrisa para poderle poner un nombre, por lo que recuerdo tu ya no me recuerdas y creo que yo no logro olvidar tu sonrisa tímida...




martes, 13 de mayo de 2014

Recordar

"La vida era un simulacro de lo real
Hasta que el viento trajo tu voz hasta mi habitación"


El chaval cansado de la vida que tenia tomo sus cosas, un par de maletas, las fotos de sus seres queridos, las gafas obscuras que siempre le acompañaban, una cajetilla de cigarros de los rojos, el encendedor que le regalo un amigo y un puñado de ilusiones, el chaval solo tenía en la mira el cambio, no le importaba si con eso implicaría el cambiar de vida, en su mente tenia probar nuevas minas, cambiar la marca de sus jeans, cambiar la compañía de celular, fumar solo, tomar una cerveza desconocida en un lugar desconocido, cambiar su forma de vestir, cambiar sus aspiraciones, había algo que no pensaba cambiar era, aquella barba que le hacía parecer unos años más grande y denotaba respeto y así fue como empezó la nueva vida del chaval…

Todo empezó cuando el chaval saco un cigarro sobre una plaza municipal muy conocida, lo encendió, dio unas cuantas bocanadas antes de darse cuenta que la gente le veía como se le ve a un inmigrante o a un delincuente, el solo se limitaba a sonreír y soltar el humo del cigarro, pasaron así algunos minutos hasta que el chaval decidió buscar algún lugar donde guarecerse de tantas miradas frívolas, encontró un pequeño lugar después de tanto buscar, era una banca que parecía solitaria como si tuviera la mala suerte de no tener seres encima a comparación de las demás bancas del lugar, saco su revista preferida y empezó la lectura, varios minutos y cigarrillos pasaron mientras el chaval leía, las minas pasaban de largo, los plebes gritaban tanto que el mismo ruido se sentía agredido, los reclamos de las parejas se escuchaban a pocos metros de ellos, los turistas se dedicaban a tomar fotos del recuerdo pero el chaval seguía sumergido en esa interesante revista sobre problemas sociales en México, después de largas 2 horas se paró de esa banca, el sol ya se había ocultado para darle lugar a la grandiosa luna que esa noche pintaba un tono tirándole a rojizo por cierto era luna llena era síntoma de buena suerte, paso a un minisúper a comprar su inseparable leche de chocolate y unos panecillos comerciales para el día siguiente, se dirigió al cuarto que había rentado por un mes para poder hacer el cambio de vida, llegando al lugar donde dormía acomodo sus cosas del otro día que le ayudarían a probar suerte, tomo el control remoto del televisor y le dio click en power, hace tanto tiempo que no veía la televisión abierta que le daba flojera seguir viéndola, solo existían programas de niños que son explotados por una televisora, unos maltrechos noticieros de periodistas de renombre que solo decían verdades a medias, y unas películas con mas cortes comerciales que los anuncios sobre la ciudad de la cual había partido, volvió apretar el mismo botón para prenderla solo que ahora para hacer el efecto contrario, desconecto la televisión y conecto un pequeño ventilador para que le ayudara a sentir fresca la noche en esa ciudad con un calor terrible, se encomendó a su Dios y se dispuso a dormir.

Al despertar tomo su celular para que dejara de sonar aquella voz armoniosa que le ayudaba a levantarse, una amiga le había hecho un tiempo atrás un tono para que se despertara y la recordara todos los días al levantarse, el chaval tomo una ducha, se puso ese pantalón de vestir, se quito un poco de la barba que salía demás en su rostro, se lavo los dientes e hizo una llamada telefónica hacia sus familiares, sabía que eso era un buen augurio para empezar una nueva vida, tras largos 5 minutos el chaval colgó la llamada con una sonrisa en el rostro y bajo a desayunar, después volvió a lavarse los dientes, se puso un poco de loción, tomo su reproductor de música, unos cuantos pesos y un folder con varias impresiones de su Curriculum Vitae que iban a ser su fiel acompañante por esa mañana, se acomodo una corbata que le había regalado su padre y emprendió la huida de ese lugar, tomo un bus esperando no equivocarse de ruta, y así fue en 10 minutos estaba en una entrevista para el puesto, el contando varias verdades a medias para poder conseguir ese puesto, le compraron la idea y ese día empezó a trabajar en ese lugar, el chaval veía complicado poder acostumbrarse a esa nueva ciudad, la gente parecía no tener prisa de nada, el acostumbrado a vivir con reloj en mano llego a un lugar donde la prisa no existe, donde el trabajo para ayer no tenía que hacerse hoy, y en si pensaba que era lo que siempre había buscado, que podía pasarla bien, conoció un par de minas al salir del lugar de trabajo, y camino por largos 30 minutos para llegar a su destino, paso de nuevo a ese minisúper donde la mina que le atendía le regalo un par de sonrisas, el chaval apenado le devolvió solamente una, paso a la misma plaza municipal del día de ayer y la banca donde se sentó seguía intacta, no había gente sobre ella, así que el chaval se sentó para pensar algunos minutos, tomo aquella pluma que le acompañaba en la camisa y el ticket de compra, se apoyo en la banca y se dispuso a escribir sus historias de desamor que redactaba en un blog comunitario, el chaval dejo por primera vez un escrito incompleto al ver los ojos de la mina que le veía de la banca de enfrente, la mina estaba sola, vestía un pantalón ceñido al cuerpo y una blusa blanca, al chaval se le hizo conocida esa mina y se acerco sin mediar palabra le ofreció un cigarrillo, la mina lo rechazo y el chaval le pregunto algunas cuestiones personales y cayó en cuenta que aquella mina la había visto el día de ayer con un chaval unos años más grande que ella, y prosiguió con la charla, la mina empezó ah hablar, le contaba de las cosas que le gustaba hacer, el tipo de música que escuchaba, que comida le gustaba, que sabia hacer y muchas cosas mas que el chaval no puso demasiada atención por estar viendo esos ojos tan grandes y lindos, la mina empezó hacer pequeñas pausas y se tomaba el rostro empezaban a inundarse esos ojos grandes, la mina le contaba al chaval que el dia anterior había tenia una fuerte discusión con quien era su pareja, la mina se había cansado de ser la segunda en la lista, se había cansado de calentar y no entrar a jugar en el juego del amor, el chaval saco su reproductor y sin decir nada le puso una canción de desamor de una manera muy cruelmente explicada, la mina le regalo un abrazo al chaval, y disculpándose por su rápida huida del lugar le dio un par de besos uno por mejilla cosa que le recordó una canción de Joaquin Sabina, el chaval se dispuso a ver la mina iba desapareciendo entre tanta gente, la mina volteaba y le regalaba sonrisas hasta que se alejo tanto que ya no se alcanzaban a ver, el chaval con una sonrisa regreso a su cuarto y ahí siguió con el escrito que había dejado incompleto, el sueño le venció antes de poder terminarlo.


martes, 6 de mayo de 2014

Equivocación

El chaval tomo su ultimo cigarro de la noche, estaba en medio de la nada, había bastante gente a su alrededor pero el tenia esa sensación de soledad. ¿Como describir aquella sensación de soledad? Solo con palabras podía referirse aquel amor olvidado, el era muy olvidadizo y ahora acababa de olvidar aquel amor en aquella esquina.

Sonaban Corridos y también canciones de Agustín Lara, pero el solo percibía aquellos golpeteos de su corazón olvidado, su cigarro se consumió al igual que sus esperanzas de amor eterno, al voltear sobre esa esquina y ver como pasaba aquella que había sido el amor de su vida de la mano de un tipo que parecía tener lo todo excepto sentimientos, el chaval tomo sus cosas y partió rumbo a una cantina de mala muerte que desde hacia tiempo era como su primer hogar.

Después de varios años el chaval solo era una persona mas en el espacio, aquella que había sido el amor de su vida solo era una vendedora de dulces a fuera de las escuelas y por las noches era solo una cualquiera que solo bailaba al son de la música exótica.

El chaval un día entro a cierto lugar donde se encuentran a “las muchachas malas, pero muy buenas” solo se concentraba en una mina de nombre desconocido pero de apodo “la morocha” como se balanceaba de ese tubo y supo que aquella que había sido el amor de su vida ahora solo era una bailarina y no precisamente de ballet, solo recordó que hace una década ella era la mas linda del barrio y el solo era un estudiante, al momento de ver como los senos de la mina se balanceaban el solo recordaba los tiempos junto a ella, no pudo disimularlo y una lagrima corrió por su cara, el solo quería hacerla suya, la mina solo quería seguir yéndose con el mejor postor, aquel que le ayudara a pagar el alquiler de aquel cuarto obscuro, el chaval pago algo mas de la cuenta y le espero a la salida, eran 5 de la mañana y no faltaba mucho para que aquella mina saliera.

A la misma hora que salía el astro brillante, iba saliendo la mina, ya con ropa un poco mas formal, el chaval solo desenfundo y corto cartucho, ella se paralizo al verle, el solo le dio el boleto de un viaje sin regreso, ese viaje constaba de 2 balas calibre 45, una se impacto en la frente de la mina, la otra salió por la parte posterior de la cabeza del chaval, al parecer ahora la esperanza solo valía unos gramos de plomo, el amor seguía siendo invaluable, ni el tiempo pudo con ese amor, ahora el amor sigue vivo, la gente lo revive al contar una y otra vez aquella historia, a la cual bautizaron, “el amor y la violencia, se acaban al mismo tiempo”

sábado, 3 de mayo de 2014

Último adiós

¿Alguna vez han estado tan cercano a la muerte que casi podrían darle un beso?



Ella vivía de una forma poco peculiar, se quitaba el taco de la boca para darte de comer, ella destacaba por vivir su vida como quizo, aquella mina de cabello Crespo y pequeño, formó su familia después de dejar la nuclear ya asentada, ella que en las noches las hacia más amenas con un juego de "loteria",  aquella que con sus buñuelos hacia quedar bien a cualquiera, aquella que con su inseparable Coca cola acompañaba sus comidas y tardes, aquella que con sus enchiladas Michoacanas enamoraba a la panza de cualquiera, aquella que crió tantos niños pero a su hija solo pudo criarla por 5 años, aquella señora de risa burlona y carácter firme que hace unos días se fue a una mejor vida, aquella que ganó tantas batallas y dejo con las ganas a la flaca más de una vez en quererla llevar pero que una enfermedad terminal acabo con ella, aquella que no tengo palabras para describir su cocina que hasta los frijoles chinitos con jalapeño hacia un delicioso manjar a la hora del Lunch, aquella que a sus sobrinos los quería cómo a sus propios hijos, aquella que abogaba por los que menos tenían oportunidad, gracias a ella muchos regresamos a esta casa, te vamos a extrañar por tus risas, tus regaños, tu cocina, tu entrega, tus bailes, tus cervezas, algún cigarrillo ocasional y tus miles historias de cuando te fuiste de viaje, te vamos a extrañar Tía y lejos de ponerme triste por tu partida me alegra que tu hayas disfrutado ti vida y hayas sido un factor para muchos de nosotros, quizas solo te adelantaste en el camino, quizas el de arriba necesitaba una gran persona, quizas solo te hacia falta dar un gran descanso.

Espero me logren disculpar los lectores, la última entrada de su servidor había sido la última vveque había venido a verla, despues me quede una temporada, jamás pensé que la vida se fuera tan rápido, este post se lo dedico a una gran persona que en vida fue una grande con con corazón gigante, las últimas charlas que tuve con ella fue para recordar tiempos aun cuando no se veía  veniel final, pero la muerte es lo único seguro que tenemos al nacer, espero lo tomen cómo algo muy personal que quería compartirles y como recomendación, jamás dejen de disfrutar lo que hacen y también a su gente, no saben que día día pueda cambiar la historia.