miércoles, 29 de febrero de 2012

Encontrando lo que jamas se buscaba


El chaval disfrutaba de esa nueva vida, se dispuso a realizar lo que no se atrevía, en el poco tiempo que llevaba había ido a clases de salsa, clases de cocina, iba al gym 3 veces por semana, comía de una manera un poco más saludable, leía 2 libros por mes, las clases de natación eran su pasión, ¿Deportes? Solo uno, cazar minas de biblioteca, de esas minas con las que casi ninguno sueña, era un deporte muy diferente a todos los demás, pero el solo lo hacía por un solo fin, el fin de hacer a esas minas sentirse deseadas solo deseadas, dejarlas ver que fuera de las letras había un mundo…

El chaval ya tenía en su haber varias minas de ese calibre, pero hay una que recuerda con frecuencia, recuerda ese día, seguía el mismo rito, se puso una camisa a cuadros con 2 bolsas delanteras con suficiente espacio para traer consigo un par de plumas mont blanc, se ponía unos jeans un tanto desgastados sin un corte en especial, unos lentes de pasta y solo se peinaba con un poco de gel, y el cabello hacia abajo, se miraba al espejo y hacia diferentes muecas, para ver cuál iba con el estilo, siempre elegía la misma una mueca de indefensión y con cierto ademan de asco, cuando uno lo veía no sabía que oscuro pasado tenia, solo por recordar, era un prófugo de la justicia, debía más de 3 vidas y se había casado en un par de ocasiones, tan sabia era la naturaleza que no le permitió engendrar ningún descendiente, pero bueno seguimos con la descripción tomaba un maletín negro un tanto desgastado y metía un par de libros de los cuales ya había leído, con ese nuevo atuendo nunca se sintió agusto pero si era tiempo de cambiar este era el momento justo, se acerco a una mina, la mina cara lavada cubierta de unas gafas enormes cubriéndole gran parte del rostro, su sonrisa solo era cubierta por unos braquets, vestía con un suéter delgado unos vaqueros azules y unas botas tipo industrial, el chaval se acerco y dio un tímido Hola! La mina lo observo por encima de sus lentes y contesto un coqueto hola! Mientras dibujaba una sonrisa en su rostro que dejaba ver los braquets con ligas en color naranja, el chaval siguió una plática sin temas en especial, un poco de historia, física y un tanto de literatura clásica, la mina le seguía la corriente, la mina contestaba todo e invitaba a mas conversación cada una de sus palabras, la mina sintió atracción de esas que solo sientes en esos momentos de indefensión, el chaval solo recordaba los ademanes y como modular la voz para no delatarse, compartieron correos electrónicos y el chaval de inmediato le conto su historia, una historia ficticia la historia más falsa que un chaval puede contarle a una mina con tal de seducirla, la mina confesaba de vez en cuando algún defecto que ella tenía, empezó que era un tanto reservada y terminaba con que solo había tenido un novio, un fugaz romance de pocos días, ese fugaz romance le había costado la amistad de su mejor y única amiga que había tenido, pero con seguridad decía que no se arrepentía, y si se lo volverían a proponer ella gustosa aceptaría, así como también le confesó su extraño gusto por chavales de no muy buena reputación, el chaval solo esbozo un sonrisa y comento, ya tendrás tiempo, pronto te llegara un tipo buen mozo que te romperá con el esquema, la mina solo sonrió…

El chaval le hacía hincapié en que debería de tener cuidado con las ovejas dóciles ya que podría toparse con un lobo feroz, la mina comento su analogía y dijo que ella sabía cuando las personas estaban fingiendo o intentaban mentir, el chaval solo puso cara de idiotizado y la observaba mientras ella hablaba, la mina tenía tiempo que no platicaba tanto tiempo con un humano face-to-face, el chaval solo pensaba en que no sería presa fácil mientras esbozaba una sonrisa temerosa, la mina seguía hablando, el chaval desesperado se acerco demasiado y le robo un beso, un beso de aquellos que roban sonrisas, de esos besos que en la calle les llaman delincuentes, el chaval salió corriendo sin rumbo fijo, la mina tardo unos segundos en abrir los ojos y dejar de disfrutar ese momento, aun podía degustar el sabor a caramelo sabor sandia que el chaval estaba comiendo cuando la besaba, regreso a su casa un tanto torpe, solo pensaba en ese beso, tomo su ordenador y se dedico a escribir un correo electrónico, tardo tiempo en escribirlo ya que lo corrigió una y mil veces,  cuando por fin dio click en el botón de Send la mina con aires triunfantes apago el ordenador y se dispuso a dormir, no sin antes pensar un poco en el chaval.

El chaval leía atento el correo de la mina, la parte que más le había gustado era “ese beso que me diste en verdad fue bueno, aunque no podre decir que fue el mejor, si el mas adictivo” y siguió la lectura donde la mina demandaba volverse a ver y no hablar de temas de intelectuales, más bien centrarse en cuestiones del futuro como lo hace toda la gente, fingir tener esperanza en algún equipo de soccer o algo así, quería sentirse común y corriente, tan común como un auto Sedan y tan corriente como un albañil piropeando a una rubia despampanante, cerraba con un “hasta pronto, espero no seamos tímidos y volvernos a ver un día mas, no pido más que un día” el chaval estaba confundido, no sabía si esa nueva vida había sido la causante de que esta mina que parecía presa difícil había caído como una moneda dentro de una taza, o seguía con sus aires de su gran talento innato de conseguir la mina que se propusiera, aunque en esta ocasión no había sido necesario ser bravucón, ni hacer alarde de la figura de la mina para que cayera a sus pies.

El chaval redacto el correo electrónico empezando con “no eres la mina más hermosa que he visto, pero si la más hermosa que había besado” se ayudo con el editor de textos de la computadora y utilizando sinónimos sacados de RAE para poder seguir con el correo electrónico y su redacción no lo delatara, era la primera vez que el chaval no ocultaba sus sentimientos, era la primera vez que el chaval escribía sin agresividad, era la primera vez que el chaval escribía con el corazón…

Quedo de verse con la mina en un bar de trova romántica que vio en internet, el nunca había escuchado la trova, pero se había enterado que era el tema de moda de algunos intelectuales y empezó  escuchar algunos exponentes a un tal Carlos Carreira, un tal Lazcano Malo y un tal Fernando Delgadillo, mando lavar su sedan, y llego puntual a la cita 15 minutos antes de las 21 horas, la mina había llegado a las 21 horas puntual, cuando el chaval vio que la nena descendió de la minivan el chaval presuroso salió de su auto y alcanzo a la mina en la entrada de aquel café, se sentaron de frente, empezó la plática un tanto extraña de esas que los intelectuales saben cómo hacerla, después de 2 Frappe de moka, la cafeína empezó a hacer efecto en la mina, sus manos se movían con desesperación, el chaval de nuevo supo como cortar la plática con un beso grande como el que describe Oceransky, el chaval estaba empezando a sentir que la necesitaba a su lado, aun cuando había solo 30 cm que les separaba, el chaval aprovecho la música de fondo del trovador cantando “Tan distintos – Carlos Carreira” para proponerle ser su novia, no le juraba amor eterno, ni le juraba que nunca la dejaría de amar, cerro con “eres la mina más hermosa con la que jamás imagine estar” la mina confundida solo dijo “es muy rápido, apenas era la segunda vez que se veían” pero que aceptaba solo porque veían en sus ojos que era un chaval diferente, y se fundieron en un beso, un largo y cálido beso lleno de ilusiones y esperanzas...

La noche transcurrió sin prisas, con varios besos y manos traviesas, ese par de enamorados solo se comunicaban con la mirada, la miel rodaba alrededor de aquellos 2.

La mina escribía poemas con tintes de Neruda el chaval se la pasaba leyendo y releyendo un poco de romanticismo, el chaval se había dado cuenta que había dejado de fumar sin proponérselo y que demás diario se afeitaba la barba, en verdad estaba cambiando, no pasaba nada, solo disfrutaba el momento.

Al chaval el dinero no le preocupaba, vivía de su oscuro pasado de narcotraficante, tenía dinero suficiente como para vivir cómodamente la historia continuo al igual que el tiempo, vivieron felices por 28 años, adoptaron un par de críos que pedían limosna les dieron el amor que a ellos les sobraba, uno el mayor se título de licenciado en derecho y trabaja para una firma internacional, el menor estaba estudiando una maestría enfocada a Economía en Europa, la mina solo recordaba sentada en aquella mecedora fuera de su casa en un lejano lugar, recordaba como ese día fue crucial, cuando buscaba dejar el pasado de su familia emigro a la ciudad y estudiar contaduría, ella la hija de un importante capo logro salir adelante por su propio pie, jamás ejerció su profesión ya que se dedico a cuidar y educar a su nueva familia, hoy en día la mina vive de las rentas de un par de locales en el centro de la ciudad y la renta de 3 casas a lo largo de la localidad, vivía sola, de vez en cuando sus hijos la visitaban.

Por su parte el chaval vivió los mejores 28 años de su vida a un lado de la mina, creando el bien con sus hijos adoptivos y termino un poco tarde la Lic. En Criminalista, trabajo para el gobierno durante 22 años justo el día de su aniversario 29 no llego en aquella camioneta 4X4 a casa, más bien llego en un ataúd 2 balas habían acabado con su vida, no se arrepentía de nada, sabia claramente que en su nueva vida, había ganado más de lo que hubiese ganado siguiendo en el narco, pero se llevaba una insatisfacción solo haber podido hacer felices a 3 minas de aquellas que llaman bibliotecarias…. 






Ojala la vida fuera tan facil, como las letras escritas, ojala que la vida fuera de ida y vuelta, ojala que la vida solo se viviera como se vive...